viernes, 20 de febrero de 2015





J. R. R. TOLKIEN


CUENTOS DESDE EL REINO PELIGROSO






Descripción:
Cuentos desde el Reino Peligroso es un libro que recopila cinco relatos de fantasía y aventuras escritos por J.R.R. Tolkien. En él podemos encontrar historias como las de “Roverandom”, “Egidio, el granjero de Ham”, “Las aventuras de Tom Bombadil y otros poemas del Libro Rojo”, “El herrero de Wootton Mayor” y “Hoja de Niggle”.
Además de estos relatos también se nos presentan ilustraciones del reconocido artista Alan Lee, quien también aporta un epílogo.

Dentro de este libro también se incluye una introducción por parte de Tom Shippey, un experto en Tolkien y sus libros, y el ensayo “Sobre los cuentos de hadas”, escrito por el mismo Tolkien, que nos ofrece un vistazo a la increíble imaginación del famoso escritor. 

Cabe recalcar que las historias dentro de este libro NO entran en el "Universo de la tierra media" extensamente desarrollado por el escritor.

Contenido:

  • Roverandom: Esta singular historia se centra en un pequeño perrito llamado Rover, que, luego de morder a un hechicero llamado Artajerjes, es convertido por éste en un juguete. Luego pasa a manos de un niño quien lo pierde en la playa, donde Rover se encuentra con un extraño hechicero de la arena llamado Psámatos. Este hechicero lo hará vivir emocionantes aventuras tanto en la Luna como en el fondo del mar, lugares a donde es llevado por una gaviota, a los ojos del pequeño Rover gigantesca, llamada Mew, y por una ballena llamada Uin. A lo largo de la historia se encontrará con otros dos perros también llamados Rover, uno de ellos en la Luna y otro en las profundidades marinas, con quienes correrá peligrosas aventuras como escapar del Gran Dragón Blanco de la Luna o de la AntiguaSerpiente Marina. También se topará con curiosos personajes como por ejemplo el Hombre de la Luna o los habitantes del fondo del mar, entre ellos la sirena que resulta ser la esposa de Artajerjes. Tras todas estas aventuras, finalmete logrará convencer a Artajerjes de que lo convierta de nuevo en un perro normal y volverá con el niño que lo había perdido en la playa.
  • Egidio, el granjero de Ham:  Aegidius Ahenobarbus Julius Agricola de Hammo, o Egidio de Ham como se lo conoce comúnmente, es un granjero que vive tranquilamente con su mujer Águeda y su perro Garm en el pequeño pero orgulloso pueblo de Ham, hasta que un día un gigante, algo sordo y corto de vista, entra en su granja y sin darse cuenta comienza a hacer destrozos e incluso aplasta a una de las vacas de Egidio. Este, advertido por su perro, decide enfrentarse al gigante armado con su trabuco. Cuando el gigante recibe el disparo de Egidio cree que se trata de un enorme insecto que lo ha picado y decide marcharse del lugar. Entonces Egidio se convierte en una persona importante para la gente del lugar y los rumores llegan a los oídos del rey, quien le entrega una antigua espada como recompensa, la cual resulta ser la espada Caudimordax, que perteneció a un antiguo exterminador de dragones. Un día se aparece por el pueblo un terrible dragón llamado Crisófilax, y el rey le encomienda a Egidio la misión de eliminarlo. Egidio se enfrenta al dragón y logra herirlo con su espada, entonces este le ofrece entregarle sus riquezas a cambio de que le perdone la vida y Egidio acepta el trato. El dragón se marcha para ir a buscar su tesoro pero no regresa. Al notar el engaño, Egidio, con un grupo de caballeros del rey, va en busca del dragón para que entregue su tesoro. Una vez allí el dragón logra matar a algunos caballeros y ahuyentar al resto, pero Egidio se queda y lo vence una vez más. Entonces el dragón cumple con su parte del trato y le da a Egidio la mayor parte de su tesoro, desde ese momento Egidio se convierte en el nuevo rey de Ham.  
  • Las Aventuras de Tom Bombadil y otros Poemas del Libro Rojo: Las aventuras de Tom Bombadil y otros poemas del Libro Rojo, es un conjunto de poemas sobre la Tierra Media, escrito por J.R.R. Tolkien. Si bien se lo conoce simplemente como Las aventuras de Tom Bombadil, solamente dos de los poemas que se incluyen en este libro tratan sobre ese personaje, el resto de los versos son cuentos de hadas o parte del bestiario de la Tierra Media escrito a modo de poema.
  • El Herrero de Wootton Mayor: El herrero de Wootton Mayor es el último libro escrito por J.R.R. Tolkien, y uno de los cinco cuentos que se encuentra dentro del libro Cuentos desde el Reino Peligroso. En este cuento podemos ver reflejados algunos sentimientos del autor, ya que uno de los temas principales en la historia es que nada dura para siempre y que cada uno debe dejar su legado a las generaciones venideras, tal como estaba ocurriendo con Tolkien en ese momento, en el que veía próxima la hora de su muerte y se daba cuenta de que sus hijos serían los que heredarían sus libros y cuentos. Uno de los sentimientos predominantes en la historia es la melancolía, la cual es más notable al final de la obra, cuando el protagonista debe afrontar que sus días de aventuras han llegado a su fin.
  • Hoja de Niggle:  Niggle es un pintor que debe hacer un largo viaje muy a su pesar. Ha empezado a pintar lo que considera su obra maestra, un cuadro donde una hoja lleva a un árbol y éste a todo un paisaje. Parish, su vecino, lo interrumpe pidiéndole que vaya a llamar a un médico, pues su mujer está enferma, y a un albañil, pues el viento se ha llevado varias tejas y hay goteras en su casa. A causa de este viaje en bicicleta bajo la lluvia, Niggle cae enfermo. Una semana después vuelve a retomar su trabajo, pero un inspector lo interrumpe: el albañil no vino y él, Niggle, debió ayudar a su vecino a reparar las goteras utilizando el lienzo de su cuadro. Aparece un chofer que rápidamente lo lleva a la estación. Acaba finalmente en un hospital, donde debe realizar trabajos como cavar, de carpintería y pintar. Cuando lo abandona, se encuentra, junto a su vecino Parish, que también ha estado en el hospital, en el paisaje del cuadro que había estado pintando. Niggle marcha para ver qué hay detrás de las montañas del horizonte. Parish se queda esperando a su mujer. Mientras, en el pueblo, alguien encuentra un trozo del lienzo donde hay pintada una hoja del árbol, trozo que desaparecerá en el incendio del museo donde es expuesto, y con él el recuerdo de Niggle.


Sobre el autor:
John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
DESCARGAR CUENTOS DESDE EL REINO PELIGROSO:

viernes, 13 de febrero de 2015




J. R. R. TOLKIEN


LOS HIJOS DE HÚRIN






Descripción:
Los hijos de Húrin (título original en inglés: The Children of Húrin) es una novela del escritor y filólogo británico John Ronald Reuel Tolkien, publicada de forma póstuma el 17 de abril de 2007 en todo el mundo, tras ser editada por su hijo Christopher.

La novela está ambientada en la Primera Edad del Sol de la Tierra Media, el lugar ficticio donde se desarrolla la mayor parte del legendarium creado por Tolkien, poblado por hombres y otras razas humanoides (elfos y enanos), así como muchas otras criaturas reales y fantásticas. La historia trata sobre un hombre llamado Húrin, perteneciente a la Casa de Hador de raza de los edain, y sobre la maldición que el vala Morgoth echa sobre él y sus descendientes. Dentro de la estructura del legendarium, la historia es conocida en idioma sindarin como Narn i Chîn Húrin, «Historia de los hijos de Húrin»; se la menciona varias veces simplemente como el Narn. La balada original se describe como escrita en el año 499 de la Primera Edad del Sol por Dírhaval, un poeta mortal nacido en Dor-lómin pero refugiado en las bocas del Sirion.

Resumen (Cuidado, spoiler):
La historia comienza en el año 458 de la Primera Edad del Sol, cuando los hermanos Húrin y Huor, huyendo de una tropa de orcos que les habían emboscado, llegaron a las Crissaegrim y fueron llevados por dos águilas hasta el reino escondido de Gondolin. Allí, el rey Turgon les acogió de buen gusto y llegó a sentir gran afecto por ellos; no obstante, transcurrido un año, los hermanos querían regresar a su casa y Turgon accedió a ello a pesar de que la ley impedía abandonar el reino a todo aquel que lo hubiera pisado o visto. Cinco años después nació el hijo mayor de Húrin y de su esposa Morwen, Túrin, y dos más tarde su hija Urwen, quien murió a la edad de tres años debido a un viento maligno procedente de Angband que hizo que enfermara. En el 472 P. E. tuvo lugar la Nírnaeth Arnoediad, en la que participó Húrin; dicha batalla acabó con la victoria de Morgoth y la captura de Húrin por parte del mismo. Debido a que Húrin no quiso revelarle la posición de la ciudad secreta de Gondolin, Morgoth le maldijo junto a toda su descendencia.

Cuando llegó la noticia del cautiverio de Húrin a oídos del rey Thingol del bosque de Doriath y debido a que los Orientales estaban merodeando por Dor-lómin, el elfo ofreció su protección a Túrin y a su madre; sin embargo, Morwen, debido a su orgullo, no quiso abandonar su hogar para protegerlo y envió a Túrin a Doriath acompañado por dos hombres. Allí, Túrin fue tomado como hijo adoptivo de Thingol y Melian e hizo buena amistad con el elfo Beleg, con quien años después combatiría en las fronteras del reino, defendiéndolas de los ataques de los orcos.

Si bien Túrin era querido por muchos, había un elfo de la corte de Thingol, llamado Saeros, que lo despreciaba por el buen trato que recibía del rey y solía humillarlo en público. Un día Saeros insultó a la madre de Túrin y ambos acabaron batiéndose en duelo; Túrin desarmó al elfo y éste, al huir de él, acabó cayendo al río Esgalduin y murió. Túrin, creyendo que no se le haría un juicio justo, huyó de Doriath y se unió a una banda de proscritos con la que convivió hasta que Beleg le encontró. Su amigo le rogó que regresara a Doriath, pero Túrin se resistió debido a su orgullo. Tras su separación y al cabo de unos días, la banda de proscritos se encontró con un enano llamado Mîm, quien les guio hasta la casa en la que vivía con sus dos hijos (uno muerto, asesinado por el proscrito Androg, quien recibió una maldición de parte de Min diciendo que jamás podrá tomar un arco en su vida). Al cabo de un tiempo, Beleg vuelve a Túrin.

El odio de Mîm hacia Beleg fue en aumento según pasaba el tiempo, pues no se fiaba de los elfos y además curó a Andróg cuando volvió a usar un arco y fue herido por una flecha, impidiendo así que se cumpliera la maldición que le había echado. Por otro lado, cada vez más hombres se unían a Túrin y esto acabó por revelar su posición a Morgoth, que fue enviando tropas a los alrededores de Amon Rûdh, aunque por el momento no ordenó el ataque. Sólo Mîm se percató de que estaban siendo rodeados y su odio hacia Beleg, unido al secuestro de su hijo Ibun por parte de los orcos, le llevó a traicionar a Túrin. Los orcos, guiados por el enano, asaltaron Amon Rûdh y mataron a todos los hombres, excepto a Túrin, quien fue apresado, y a Beleg, quien se libró de la muerte y fue encadenado al haber hecho Mîm un trato para encargarse de él por su cuenta. No obstante, Andróg, herido de muerte, ahuyentó al enano antes de que matará a Beleg y tras quitarle sus ataduras murió.

Beleg partió entonces siguiendo el rastro de Túrin y sus captores y durante el viaje se topó con el elfo Gwindor, quien había sido apresado durante la Nírnaeth Arnoediad y había logrado escapar de las minas en las que Morgoth había ordenado que trabajase. En ese instante, una gran tropa de orcos pasó a su lado y, escondidos, vieron como llevaban a Túrin encadenado de camino a Angband. Tras perseguirles y aprovechando que los orcos acamparon para festejar su triunfo y dormir, Beleg y Gwindor liberaron a Túrin. Alejados del campamento y mientras Beleg cortaba las ataduras de Túrin, su espada Anglachel se resbaló de sus manos e hirió al adán en el pie, despertándole lleno de ira y, creyendo que se trataba de uno de sus captores, le mató. A la mañana siguiente y después de haberse pasado toda la noche mirando el cuerpo de su amigo, Túrin ayudó a Gwindor a enterrarle y tomó la espada Anglachel. Acto seguido, Gwindor le guio hasta el reino de Nargothrond.

Anglachel fue afilada de nuevo y Túrin fue admitido en el consejo del rey Orodreth gracias a su habilidad en la guerra; allí se ganaría el respeto de todos los elfos debido a sus estrategias de batalla, excepto el de Gwindor, contrario a ellas por lo que había visto en Angband. Los elfos, guiados por los consejos de Túrin, se prepararon para una guerra más abierta y construyeron un gran puente sobre el río Narog para salir de la ciudad. Mientras tanto, Morwen y su hija menor, Niënor, acudieron a Doriath en busca de Túrin y allí permanecieron un tiempo al saber que se había marchado.

Transcurridos cinco años, una pareja de mensajeros llegó a Nargothrond con un mensaje del señor de las Falas, Círdan, a quien se le había aparecido el vala Ulmo en persona para avisarle del peligro inminente que corría el reino de Orodreth. No obstante y aunque al rey le perturbó la noticia, Túrin le instó a que no escuchara. Fue así como, en otoño de ese mismo año, Morgoth lanzó el ataque que estaba planeando y su ejército, encabezado por el dragón Glaurung, saqueó Nargothrond y mató a Orodreth. Túrin, engañado por Glaurung, huyó y se dirigió a Dor-lómin en busca de su madre y su hermana creyendo que el lugar estaba siendo atacado.
Sobre el autor:
John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
DESCARGAR LOS HIJOS DE HÚRIN:
*TIENE OTRO FORMATO DE LECTURA Y ALGUNOS ERRORES)


    miércoles, 11 de febrero de 2015


    J. R. R. TOLKIEN


    EL SEÑOR DE LOS ANILLOS III:
    EL RETORNO DEL REY






    Descripción:
    El retorno del Rey (titulado originalmente en inglés: The Return of the King) es el tercer volumen de la novela de fantasía heroica El Señor de los Anillos, del escritor británico J. R. R. Tolkien. Las dos torres es el volumen inmediatamente anterior a este volumen, y el primero de la serie es La Comunidad del Anillo. La versión original en inglés fue publicada en 1955; y su traducción al español fue llevada a cabo por Matilde Horne y Luis Domènech para Ediciones Minotauro y finalmente publicada en noviembre de 1980.

    Resumen (Cuidado, spoiler):


    Libro V: La Guerra del Anillo

    Gandalf y Pippin llegan a la ciudad de Minas Tirith en el reino de Gondor, y le notifican a Denethor, Señor y Senescal de Gondor, la muerte de su primogénito, pero el ya estaba enterado, además le advierten que el ataque del Enemigo sobre su ciudad es inminente, Pippin entra al servicio del Senescal pues siente que esta en deuda con Boromir, quien murió luchando contra numerosos Uruk-hai en Amon Hen intentando salvar a los Hobbits. Ahora vestido con el uniforme de la guardia de la torre, Pippin mira la vicisitudes de la guerra desarrollarse, mientras que Denethor cae en la locura cuando los ejércitos de Mordor se acercan cada vez más y más a la capital de Gondor, Minas Tirith. Faramir, hermano menor de Boromir, regresa de su campaña con los restos destrozados de su compañía y pronto ordena aguantar y continuar con la desesperada defensa de Osgiliath contra una horda de orcos. La defensa de Osgiliath es rápidamente superada y la ciudad en ruinas es invadida, Faramir el cual se encuentra gravemente herido e inconsciente es llevado de vuelta a Denethor. Su pueblo esta aparentemente condenado y su único hijo sobreviviente parece haber muerto, Denethor ordena construir una pira funeraria para inmolar tanto a él como a su hijo moribundo. Minas Tirith es entonces cercada y sitiada por los ejércitos de Mordor.

    Mientras tanto, en Rohan, Théoden y sus Rohirrim se están recuperando de la Batalla de Cuernavilla, en la que los rohirrim lucharon y derrotaron a las fuerzas de Saruman a un alto costo. Aragorn, confronta a Sauron a través del Palantír de Isengard y luego emprende la búsqueda del ejército perdido de los muertos vivientes que habitan en los Senderos de los Muertos, un camino maldito para los hombres, en el que habitan los espíritus malditos que antaño prometieron a Elendil luchar contra el Señor oscuro pero al ver su poder se acobardaron y Elendil les maldijo para que no encontraran en descanso entero hasta que cumplieran su palabra. Aragorn ayudado por sus compañeros, Legolas y Gimli, así como una compañía de Dúnedain del norte (la "Compañía Gris"), se disponen a cruzar el sendero de los muertos y reclutar el ejército de los muertos a su causa. Como Aragorn parte a su misión aparentemente imposible, el rey Théoden reúne a los Rohirrim para acudir en ayuda de Gondor. Merry, deseoso de ir a la guerra con sus aliados es rechazado por el Rey Théoden. Finalmente Dernhelm, un misterioso Rohirrim, carga a Merry en su caballo y a escondidas emprenden el camino con el resto de los Rohirrim.

    Los ejércitos de Mordor, guiados por el terrible Rey Brujo de Angmar, logran romper las puertas de Minas Tirith, pero a su vez son aplastados por la caballería recién llegada de Rohan. A la batalla se une también una flota de navíos negros con velas negras. Las fuerzas de Mordor inicialmente se regocijan en su llegada, pues esto significaba el arribo de los Corsarios de Umbar que venían de la derrotada (eso creían ellos) Belfalas, pero fue grande la sorpresa para las tropas de Mordor y el alivio para Éomer quien se batía en duelo con lo último de su compañía sobre una colina, cuando en los barcos se observaron que ondeaba la bandera del Rey y no la de los corsarios. De estos barcos desembarcaron Aragorn, Gimli y Legolas junto con la "Compañía Gris" y un ejército formado por las personas que habían sido esclavizadas por los corsarios y que ahora se unían a la batalla. En la batalla (que luego seria conocida como la Batalla de los Campos del Pelennor) es muerto el Rey Brujo por Dernhelm con un poco de ayuda de Merry, quien se reveló que era Éowyn, la sobrina del rey Théoden y hermana de Éomer. De esta manera el sitio a Minas Tirith es roto, pero al alto precio: muchos guerreros de Gondor y Rohan mueren, entre ellos el rey Théoden. Denethor, ya totalmente fuera de si, se inmola en la pira funeraria, pero Gandalf, Merry y Beregond logran salvar a Faramir del mismo destino que su padre, más tarde, Faramir seria curado por Aragorn con ayuda de las Athelas. Faramir permanecería por un tiempo en la casa de curación de la ciudad donde conocería a la dama de Rohan, Éowyn, y se enamorarían.

    Sabiendo que era solo cuestión de tiempo antes de que Sauron reconstruyera sus fuerzas para otro ataque, Gandalf y Aragorn junto con otros "capitanes del oeste" como Imrahil o el mismo Éomer, deciden retar a los ejércitos de Mordor con un asalto a las Puertas Negras, proporcionando una distracción para que Frodo y Sam pudieran tener una oportunidad de alcanzar el Monte del Destino y destruir el Anillo Único sin ser vistos por el ojo de Sauron. Gandalf y Aragorn dirigen el ejército hacia las Puertas Negras de Mordor y sitian al ejército de Sauron. La batalla comienza y el cuerpo de un troll muerto cae sobre Pippin, y este pierde la conciencia mientras alguien grita "¡Llegan las Águilas! ¡Llegan las Águilas!, lo que hace que por un momento Pippin recuerde la historia de Bilbo. El libro termina así, con el ejército de los capitanes del oeste siendo superado por el ejército de Mordor en las Puertas Negras.

    Libro VI: El retorno del Rey
    Sam, que ahora lleva el Anillo Único en el lugar de Frodo, ya que este fue paralizado por el veneno de Ella-Laraña y Sam creyó que había muerto por lo que le retiró el Anillo, pero al darse cuenta de que permanecía con vida decidió rescatarlo; es así como logra llegar y subir a la cima de la Torre de Cirith Ungol y rescatar a su amo de la tortura y la muerte. Los dos recorren juntos las estériles tierras de Mordor pero después de algunas jornadas son encontrados por una compañía de orcos, pero los hobbits al estar vestidos con armaduras de Mordor son confundidos por orcos rezagados y obligados a marchar junto con la compañía pero más tarde logran escapar.

    El plan de Gandalf para distraer a Sauron da resultado: Mordor es vaciado de casi todos los orcos que quedaban ya que han sido convocados para defender la tierra contra el asalto del ejército dirigido por Gandalf y Aragorn. Frodo y Sam, después de un agotador y peligroso viaje, finalmente llegan a su destino final: la Grieta del Destino. Frodo está a punto de lanzar el Anillo en el Monte del Destino cuando sucumbe ante su poder, negándose a destruirlo y reclamándolo para sí. Frodo se coloca el Anillo en el dedo pero justo en ese momento, Gollum, que había estado siguiendo la pareja, ataca a Frodo y le arranca el dedo de un mordisco. Gollum se regodea de haber recuperado el Anillo, pero pierde el equilibrio y cae en la lava ardiente con el Anillo. Este es destruido, liberando a la Tierra Media del poder de Sauron. Frodo y Sam son rescatados por las grandes águilas, que les llevan desde el Monte del Destino. Tras la derrota de Sauron, sus ejércitos huyen de las Morannon. A los hombres que estaban luchando por la causa de Sauron pero que se rinden son perdonados y se les permite regresar a sus tierras en paz. La Torre Oscura es destruida, puesto que sus cimientos fueron creados por el poder del Anillo.

    Aragorn es coronado Rey de Gondor fuera de las murallas de Minas Tirith, durante la celebración los cuatro Hobbits son honrados por su contribución a la Guerra del Anillo. Una vez Rey, Aragorn se casa con Arwen, la hija del medio elfo Elrond, Faramir, ahora curado, es nombrado príncipe de Ithilien y Senescal de Gondor. Después de una serie de despedidas, los Hobbits regresan a la Comarca (Tierra Media) para encontrar que todo esta muy cambiado, sus habitantes están oprimidos por Lotho Sacovilla-Bolsón (normalmente se llama "El Jefe" o "El Jefe"), que es en realidad controlado por una figura misteriosa llamada "Zarquino".

    Zarquino ha tomado el control completo de la Comarca mediante hombres corruptos y comienza la tala de árboles en un programa para industrializar la Comarca (que en realidad no produce otra cosa que la destrucción y la miseria de la gente del lugar). Merry, Pippin, Frodo y Sam hacen planes para arreglar las cosas. Lideran la sublevación de los Hobbits y salen victoriosos en la Batalla de Delagua la cual logra liberar a la Comarca del dominio de los hombres de Zarquino. Los cuatro hobbits se reúnen en Bolsón Cerrado con el hombre que se hace llamar Zarquino, quien se revela como Saruman el mago y su sirviente Grima. Afectado por la derrota, Saruman abusa y humilla a Grima, quien termina por degollar a su amo y huir, pero los arqueros hobbits disparan contra el matándolo en el acto.

    Con el tiempo la Comarca se recupera, en gran parte por el incansable trabajo de Sam y el "Regalo de la Dama ". Los muchos árboles que los hombres de Saruman cortaron se vuelven a plantar, los edificios se reconstruyeron y la paz se restaura. Sam se casa con Rosita Coto, de quien había estado enamorado desde hace algún tiempo y con quien tiene una hija llamada Elanor. Frodo, sin embargo, no puede escapar del dolor de sus heridas, tras haber sido apuñalado por el Rey Brujo y envenenado por Ella-Laraña. por lo que más tarde deberá dejar la Comarca para partir hacia las Tierras imperecederas más allá del mar, parte junto con Gandalf, Bilbo, Galadriel, Elrond y otros elfos desde los Puertos Grises, Sam le acompaña en su viaje hasta los puertos y justo en el momento de la partida llegan Pippin y Merry, los cuales acompañarían a Sam en el camino de vuelta para luego dirigirse cada uno a sus hogares, Sam es nombrado como el único heredero de las posesiones de Frodo y al llegar a su casa en Hobbiton pronuncia las últimas palabras del libro: "Bueno, estoy de vuelta".
    Sobre el autor:
    John Ronald Reuel Tolkien, (Bloemfontein, hoy Sudáfrica; 3 de enero de 1892 - Bournemouth, Dorset, 2 de septiembre de 1973), a menudo citado como J. R. R. Tolkien o JRRT, fue un escritor, poeta, filólogo y profesor universitario británico, conocido principalmente por ser el autor de las novelas clásicas de la alta fantasía El hobbit y El Señor de los Anillos.
    De 1925 a 1945, Tolkien fue profesor de anglosajón, ocupando la cátedra Rawlinson y Bosworth en la Universidad de Oxford y, de 1945 a 1959, profesor de Lengua y Literatura inglesa en Merton. Era amigo cercano del también escritor    C. S. Lewis y ambos eran miembros de un informal grupo de debate literario conocido como los Inklings. Tolkien fue nombrado Comendador de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II el 28 de marzo de 1972.
    Después de su muerte, el tercer hijo de Tolkien, Christopher, publicó una serie de obras basadas en las amplias notas y manuscritos inéditos de su padre, entre ellas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Estos libros, junto con El hobbit y El Señor de los Anillos, forman un cuerpo conectado de cuentos, poemas, historias de ficción, idiomas inventados y ensayos literarios sobre un mundo imaginado llamado Arda, y más extensamente sobre uno de sus continentes, conocido como la Tierra Media. Entre 1951 y 1955, Tolkien aplicó la palabra legendarium a la mayor parte de estos escritos.

    Si bien escritores como William Morris, Robert E. Howard y E. R. Eddison precedieron a Tolkien en el género literario de fantasía con obras tan famosas e influyentes como las de Conan el Bárbaro, el gran éxito de El hobbit y El Señor de los Anillos cuando se publicaron en Estados Unidos condujo directamente al resurgimiento popular del género. Esto ha causado que Tolkien sea identificado popularmente como «el padre» de la literatura moderna de fantasía, o más concretamente, de la alta fantasía. Los trabajos de Tolkien han inspirado muchas otras obras de fantasía y han tenido un efecto duradero en todo el campo. En 2008, el periódico The Times le clasificó sexto en una lista de «Los 50 escritores británicos más grandes desde 1945».
    DESCARGAR EL SEÑOR DE LOS ANILLOS III: EL RETORNO DEL REY